Reconozcamonos

  
                                  
Extingamos para siempre el gravido dolor.
                                   
Que ningún usurpador
profane nuestra unidad.
                                   
Rescatemonos de ruinas miserables,
sintiendo la verdad incontestable,
de estar en nuestro hogar.

Nuestras pieles homogéneas al contacto,
sincronizan la química y la sublimidad
de nuestra naturaleza.
Desarmandonos completamente,
edificando nuestra gloriosa anexión.

                                              


                                             

4 comentarios:

L.N.J. dijo...

El éxtasis, así se siente. Fuerte y sensual...

Saludos.

Enigma dijo...

Me encanta la delicadeza con la cual te expresas
Unes en tu expresión,garra y fuerza sensual
Es un verdadero placer
Perderse entre los límites de tus versos.
Un beso.

Conspicuo y Perspicuo dijo...

Hola Anita.
Parabienes por tu excelente Blog.
Gracias por seguir Conspicuo y Perspicuo.
Anita, cuando puedas visita el "Blog Colofón".
Besos y abrazos desde Guayaqui_Ecuador.
Dios te bendiga por siempre.
Atte,

Conspicuo y Perspicuo.

Andrea dijo...

Ansiada utopía o quimera avivada a leña de pasión y humores...

Me encanta lo que leo,
un abrazo.

A.